Modificación de conducta

Por Andrea Rodríguez Burgos Desarrolladora de Currículo

Escuela y hogar

Un desafío para la escuela actual es educar a los alumnos tanto académica como emocionalmente. Los aspectos emocionales y sociales son parte fundamental para el desarrollo de la conducta del individuo. La conducta es la manera en la que los hombres y mujeres se manejan en su vida y sus acciones. Una de las destrezas que se busca desarrollar es el conocimiento del niño de las consecuencias de las acciones. Debemos trabajar estas destrezas ligadas a la familia y la sociedad que los influye fuera del contexto escolar.

Aquí una actividad sencilla que va a ayudar a manejar la conducta no deseada del niño dentro y fuera del salón de clases

Picture1.png

Mamá, papá y maestra (o) se pondrán de acuerdo para establecer las consecuencias que tendrán las acciones del niño. Así, quitándo o añadiéndo privilegios según su conducta observable. Por ejemplo, el niño golpeó a su hermana en el hogar. Mamá quitará un privilegio del hogar y uno del salón y viceversa. Para que el proceso se lleve a cabo de manera eficiente; mamá, papá y maestra (o) deben estar en constante comunicación.

No olvidar:

Establecer tiempo de duración de retirada del privilegio.

Dialogar con el estudiante sobre su conducta, cómo la puede mejorar y qué se espera de él en próximas ocasiones.

Ayudar a nombrar los sentimientos (coraje, frustración) que llevan a las acciones y dar técnicas para manejarlos (respirar, contar).

#juegos #hogar #padres #educadores #inteligenciaemocional

Destacados
Entradas recientes
Etiquetas
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • YouTube Classic
Archivo